IGLESIA DE SANTO TOMÁS

La construcción más notable de la villa de Forfoleda (Salamanca) es su iglesia parroquial. Dedicada a Santo Tomás, es de origen románico (siglo XII). De esta época sólo se conserva la portada y uno de los arcos interiores, con unos capiteles con motivos geométricos y animales de gran interés. La actual iglesia está situada sobre una elevación en el centro de la localidad, sigue la planta de un edificio románico, cuya fábrica se vio alterada por obras ejecutadas seguramente en los siglos XVI y XVIII El templo conserva interesantes restos del siglo XII, como son el arco toral que se apoya sobre dos columnas con cimacios que llevan zarcillos con decoración vegetal (hojas dentro de círculos) y capiteles que llevan arpías, leones, cuadrúpedos con garras y cabezas diabólicas. De traza románica, aunque rehecha, es la portada que da al sur, con doble arquivolta semicircular y molduras. Se organiza en una sola nave, dividida en tres tramos individualizados por arcos de diafragmas semicirculares, cubiertos con madera, más una capilla mayor con ábside ultrasemicircular que, al parecer, está reconstruido. La iglesia fue incoada Monumento histórico artístico (BIC en la legislación actual) el 20 de abril de 1982 y declarada el 28 de julio de 1983 (BOE de 11 de octubre).

 

TESO DEL CUERNO

El "Teso del cuerno" es una elevación amesetada situada en el espigón formado por la confluencia de la Ribera de cañedo con el arroyo de Valdunciel, en el término municipal de Forfoleda (Salamanca). El topónimo "cuerno" hace alusión a la pafie más saliente y prominente del cerro. Allí se han localizado útiles de piedra pertenecientes al Paleolítico Inferior, entre los que caben destacar bi,taces,raederas y cantos tallados, al igual que sucede también en otros lugares del término, caso de "valdehurtado". Pero los principales hallazgos arqueológicos del Teso del cuerno", lo constituyen unas subestructuras de habitación dispersas por el cerro, que forman un auténtico "campo de hoyos". Los trabajos de explotación de una gravera vecinal pusieron al descubierto una serie de hoyos o cubetas excavadas en la terraza donde se asienta el"Teso del Cuerno" Con el fin de recuperar más información, el Servicio Territorial de Arqueologia de la Junta de Castilla y León en la provincia de Salamanca, decidió realizar una excavación de urgencia en el yacimiento, lo que se llevó a cabo entre enero y febrero de 1988. A raíz de esta primera intervención se sucedieron otras campañas de excavación -hasta l99l- bajo la dirección conjunta de José Ignacio Martín Benito y Manuel Caflos Jiménez González, todas ellas subvencionadas por la Dirección General de Patrimonio y Promoción cultural de la Junta de castilla y León' Lostrabajos de excavación localizaron un total de 111 hoyos. Los hallazgos arqueológicos fueron depositados en el Museo provincial de Salamanca; en este lugar se pueden ver algunas de las piezas exhumadas, que forman parte de la exposición permanente del museo. Los hoyos aparecieron a una profundidad de 20-3O cm. respecto al nivel de la tierra vegetal. El sólo uso del arado rom1no en las labores agrícolas en esta zona, permitió que las cubetas estuvieran prácticamente intactas, aunque no así, el nivel de ocupación del poblado. A la misma altura se asentaron también algunas pequeñas manchas irregulares, poco potentes, con la misma tonalidad que el relleno de los hoyos. De ello se deduce que el hábitat se encontraba muy arrasado y que lo único que ha permanecido intacto son los hoyos, situados en un nivel más bajo que el suelo del poblado. Estos son estructuras excavadas por debajo del nivel de ocupación de las cabañas que componían el poblado. Estaban rellenados con materia orgánica y en dicho relleno se encontraron fragmentos de cerámica, industria lítica, bloques de adobe o de barro de construcción con improntas de paja o elementos vegetales, piedras de arenisca.

 

LAS CANTERAS

Las rocas existentes son de tipo sedimentario detrítico. Se formaron debido a la acumulación de sedimentos procedentes de la erosión de grandes rocas. Según el tamaño de sus granos, la mayor parte de ellas son areniscas brechas y conglomerados. Su formación data del periodo Terciario o cenozoico y más concretamente se formaron al final del subperiódos Paleoceno y principios del Eoceno, hace alrededor de 40 millones de años. CURIOSIDADES Debido a la mayor impermeabilidad y dureza a la piedra franca de Villamayor, utilizaron rocas de estas canteras para la reconstrucción del Puente Romano de Salamanca después de la riada de 1926. Se utilizó también en la construcción de la Basílica de Alba de Tormes, tenemos testimonios sobre los carros de mulas cargados con piedras que cruzaban el pueblo. Y también de los carros tirados por bueyes con destino a la estación de tren de Huelmos y posterior traslado a Alba de Tormes. La pared de la cantera en otra época debía ser muy amplia, era utilizada ocasionalmente como frontón. Ahora están muy aterradas. La última en explotarse está en la ladera oeste del camino que va a Val del Bufo. Un contemporáneo nuestro llamado Isaac Martín, conocido como Pelotón, fue el encargado de dinamitar las rocas. La gran anchura, antes de la concentración parcelaria, del camino que lleva a las canteras, pudo ser consecuencia de la explotación de las canteras, necesario para el transporte.

 

FUENTES DE FORFOLEDA

FUENTE DE VAL DEL BUFO

En la actualidad no tiene agua. En inviernos lluviosos aflora el agua, pero no llega a llenar su vaso, puede que tenga alguna fisura. Antiguamente conservaba el agua durante el verano, salía continuamente agua por su orificio de drenaje. La climatología y la sobreexplotación de los acuíferos influyen en su falta de agua. Abastecía a las personas que vivían por los alrededores, y a los vecinos que hacían faenas en el monte esporádicamente. Probablemente saciara la sed también de los transeúntes que utilizaban los caminos de la zona y los pastores de la trashumancia que transitaban por la colada próxima. Ante la incertidumbre que existe sobre el trazado de la Calzada de la Plata, después de Calzada de Valdunciel, hay opiniones que la direccionan de Forfoleda a Izcala.

FUENTE DE LA CAZUELA

Su nombre nos da idea de su forma y capacidad. Está excavada en roca sedimentaria. Debido a la climatología, en los últimos años ha llenado su vaso en raras ocasiones y se seca en poco tiempo. Servía para saciar la sed de los que en otra época realizaban tareas en los alrededores y muchas veces a los niños que iban a recoger los bueyes a la ribera para llevarlos a Forfoleda.

 

EL MIRADOR

Los miradores son algo más que una simple atalaya para tomar una bonita fotografía. Son auténticas ventanas a un determinado enclave. Regalos para nuestros ojos que permiten contemplar la magnitud y belleza de un espacio natural. Son puntos estratégicos de encuentro visual con la naturaleza que han tenido en el transcurso del tiempo muchas transformaciones según la intervención humana, desde su total integración en el paisaje a construcciones arquitectónicas para lucimiento de sus creadores.

Qué observar :

La posición donde se sitúa nuestro municipio abarca paisajes diversos, entre los de predominio agrícola y los ganaderos y forestales de las dehesas. Dos cursos intermitentes de agua surcan el municipio: al norte la rivera de Cañedo y al sur su afluente el regato de la Vega, que desemboca en la rivera de Cañedo poco después de abandonar el término.

La fauna está representada por tres tipos principales: la esteparia, la forestal y la acuática. Entre las aves, se pueden observar rapaces como el gavilán y el aguilucho cenizo. De las pequeñas aves forestales podemos destacar el arrendajo, el buitrón y el herrerillo capuchino. Interés singular tienen las especies propias de los humedales, sobre todo las del regato de la Vega a su paso por la población, con zampullines comunes y gallinetas.

Por su situación en la loma norte de la rivera de Cañedo el paisaje ofrece intensas panorámicas del entorno cercano y del sur montañoso de la provincia; pudiédose divisiar los contornos desde la Peña de Francia hasta poblaciones zamoranas.

 

Ayuntamiento de Forfoleda

C/ Sol, 1 37797 Forfoleda Salamanca

Contacto

Teléfono 923 32 16 21
E-mail aytoforfoleda@gmail.com